Lucha de dólares

Tras de que el gobierno estadounidense diera a conocer públicamente una información titulada “Declaración Presupuesto Mensual”, el dólar australiano bajó frente al gringo. Esto podría ser un punto de partida, si se dan otras condiciones, para que el dólar estadounidense emprenda una carrera de recuperación que bien podría devaluar otras monedas.

En perspectiva, porque no se puede negar la fortaleza actual de algunas divisas que están entrando con muy buen pie a una cantidad de negocios antes impensada. El balance del dólar australiano fluctuaba entre el 1.0562, con una tendencia a la baja de cerca del 0.6%.

Posiblemente hasta el fin de esta semana, el dólar de Australia quede establecido en un rango bajo que se piensa puede ser del orden de 1.0527. El lunes tendría que haber una tendencia que se vaya hasta las alturas, sobre todo teniendo en cuenta el estado actual del presupuesto federal de Estados Unidos.

A PESAR DE QUE EL EURO REPRESENTA POR AHORA UNA DIVERSIFICACIÓN NOTABLE, EL DÓLAR AUSTRALIANO NO TIENE PORQUÉ MOSTRARSE LASTIMERO PUES SU COMPRA HA ESTADO SORPRENDENTEMENTE ALTA

Parece que bajó menos de lo que muchos críticos auguraron, estableciéndose en un límite… ¿tranquilizador?, el cual lo puso en una cifra avaluada en -57.6B. No son noticias propiamente demasiado alentadoras en sí, pero sí hablan de un reajuste importante que se ha mantenido casi inalterado desde el mes de mayo.

Y es que muchos expertos en economía federal estaban convencidos de que el presupuesto estadounidense se “desplomaría”, si se permite el término, hasta llegar a los -125.0B.

El dólar australiano, aunque durante esta semana ha declarado su baja frente al dólar americano, se ha mostrado muy fuerte ante el euro. En efecto, esta moneda perdió un 53% de poder de valorización frente a la moneda del país de los canguros, lo que ha hecho dudar a muchas personas sobre la real situación de la valuta de la Unión Europea.

A pesar de que el euro representa por ahora una diversificación notable, el dólar australiano no tiene porqué mostrarse lastimero pues su compra ha estado sorprendentemente alta. La situación no es la misma frente al yen japonés: el dólar australiano sucumbió ante la moneda nipona un 0.66%, lo que no es algo grave pero tampoco alentador comparando ambas divisas.

El dólar de Estados Unidos está en el momento de mayor presión frente a otras monedas que en otro tiempo no se pensaría nunca que fuesen tan solicitadas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer entrada anterior
Macroproyectiva forex

El título de macroproyectiva Forex es una iniciativa que le puede ser de utilidad a un trader o potencial trader...

Cerrar